Crítica a Yamato Gensouki

Yamato Gensouki Book Cover Yamato Gensouki
Kentaro Yabuki
Accion, aventura, fantasía, Shounen
Shounen Jump
1999

Ya hemos reseñado mucho de Kentaro Yabuki (Black Cat, To Love-Ru)  pero… ¡hoy os traemos uno de sus primeros trabajos!

Yamato Gensouki es una obra de Kentaro Yabuki (duh) publicada en 1999 para la Shounen Jump. No tiene anime ni está licenciada en España.

Shion es un joven que trabaja, con motivos falsos, para la Organización Onmyou. En realidad está intentando vengarse por la destrucción de su nación y la muerte de su familia. Por ello, decide matar a la Emperatriz que destruyó su país. Pero sus destinos están unidos y ella, además de odiar la destrucción, desea unificar Japón pacíficamente.

Yamato Gensouki es la primera obra publicada de Yabuki, pero ya deja ver rasgos muy característicos que darían popularidad a sus mangas posteriores. Vamos a hablar mucho de Black Cat así que, si no lo habéis leído, lo reseñamos hace unos meses. Al igual que en Black Cat, el prota es un asesino que abandona una misteriosa organización. Las protagonistas también son parecidas: chicas muy monas pero que se las pueden apañar bien solas y están con el prota porque quieren, no porque le necesiten. Para rematar las similitudes, el malo™ es un amigo de la infancia del prota y tiene un objetivo diametralmente opuesto al suyo. Todo encaja.

Aunque el manga fue cancelado antes de llegar a los 20 capítulos, podemos ver la semilla de lo que habría podido llegar a ser un shounen más que decente. El poco argumento que nos da tiempo a ver es interesante, engancha, y si no has leído Black Cat puede parecer hasta original. La clave en las luchas es el “espíritu” de los personajes: cuanto mayor y más firme sea, más poder tienen. Este concepto, aunque manido infinitamente, suele funcionar bien porque es muy flexible. Lamentablemente, no da tiempo a que se vea apenas una sombra del potencia. Aún con eso, las luchas son entretenidas, sin llegar a ser impredecibles pero entretenidas.

Como suele ser habitual en los shounen de aventuras, los primeros capítulos son una pasarela de personajes que se nos van presentando. El problema es que la cancelación debió ser repentina y se quedan muchos hilos sueltos sin forma si quiera de imaginar los finales. Los personajes cumplen bien el poco tiempo que salen, resultan carismáticos y consiguen generar verdadera curiosidad. Una pena.

En la actualidad, Yabuki Kentarou es un maestro en el dibujo anatómico. En obras anteriores, como Black Cat, esto ya empezaba a verse sin estar del todo desarrollado. Tristemente, aunque su estilo sigue siendo reconocible gracias a los pequeños detalles en los personajes, el dibujo de Yamato Gensouki es visiblemente de autor novato. No es malo, pero resulta demasiado bruto y abocetado como para pasar por bueno.

Yamato Gensouki es un manga pasable. Si habéis leído Black Cat y tenéis curiosidad por ver de dónde viene, recomendadísimo; si no, leed Black Cat y olvidáos de este.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *