Crítica a Tsurebito (Companion)

Companion Book Cover Companion
Akihito Yoshitomi
Drama, sobrenatural, seinen
Magazine-Z
2006-2008

¿Os gusta lo sobrenatural y los shinigamis? ¡La reseña de hoy va a interesaros!

Tsurebito es una obra de Akihito Yoshitomi publicada para la Magazine-Z, entre 2006 y 2008. No está licenciada en España ni tiene anime.

Tsurebito (Compañero) trata sobre la gente que te acompaña desde el limbo hasta el mundo de los muertos. Tras morir, debes encontrar tu propio portal para cruzar al otro lado y los compañeros son aquellos que te guían hasta él. La historia se centra en Mako, una adolescente normal que muere de forma trágica, y en su paso hasta el mundo de los muertos.

El concepto está muy trillado, pero Tsurebito le da una nueva vuelta de rosca.

La historia, al estar tan centrada en Mako y en su amor por Hayato -su novio del instituto-, se acaba haciendo un poco pesada. Una historia autoconclusiva para cada uno de los tres tomos habría sido una apuesta más fresca y que hubiese permitido explorar mejor el universo del manga sin resultar tan forzado como a veces parece.

Por otro lado, el concepto de “limbo temporal” en el que los companions viven es una idea interesante y, aunque podría estar algo mejor explotada, se nos muestra algo de todo el juego que da.

Aunque no tengo fuentes, da toda la impresión de que la serialización terminó antes de lo que el autor esperaba, y es por eso que solo podemos ver un par de personajes sin profundizar mucho. Mako se nos muestra bastante a fondo, como una adolescente que en su vida de companion acaba evolucionando, aunque tampoco demasiado. Miyo también tiene un intento de profundidad, pero queda demasiado condensada y forzada, y podría haber sido reflejada algo mejor.

Los secundarios tienen un punto emocional que provoca la lagrimita ocasional, en ocasiones tirando de clichés de este sub-género que con poco que hagas funcionan bastante bien (la niña pequeña muerta es un ejemplo clarísimo de esto).

Lo más destacable del manga es probablemente los escenarios creados para ilustrar el limbo. Con un juego continuo de perspectivas y arquitecturas imposibles, que a veces desaparecen y a veces se forman de la nada, consigue transmitir una sensación de inquitud, de desorientación, que acompaña perfectamente la temática de cada historia.

El resto del dibujo es normalito aunque, eso sí, los juegos de expresiones y los cambios sutiles están bastante bien cuidados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *