Crítica a Youhei Pierre

Youhei Pierre Book Cover Youhei Pierre
Takashi Noguchi (dibujo); Kenichi Satou (Guión)
Accion, fantasía, romance, seinen
Young Jump
2004-2007

El manga histórico siempre es bienvenido, ¡hoy os traemos uno sobre Juana de Arco!

Youhei Pierre es una obra de Takashi Noguchi (dibujo) y Kenichi Satou (guión) publicada entre 2004 y 2007 para la Young Jump.

En la guerra de los 100 años, Pierre es un despiadado mercenario francés. Su vida transcurre batalla tras batalla hasta que encuentra fortuitamente a la joven Juana y sus vidas cambian para siempre.

Cuando supe que había un manga de Juana de Arco pensé que sería interesante y guay y bueno… no realmente.

Empecemos diciendo que, salvando las distancias de que Pierre no es un personaje real, el manga es bastante fiel a los hechos históricos y a la ambientación en general. Varios puntos importantes de la vida de Juana se ven representados fidedignamente, lo cual siempre añade nivel a la obra.

Todo el manga transcurre desde el punto de vista del mercenario pero el problema es que la narrativa no es capaz de aguantarlo bien. La historia acaba resultando forzada a ratos, con momentos en los que es incómodo leer porque no terminas de encajar todos los detalles para que te parezcan coherentes. Si profundizamos un poco más, esto puede deberse -más que a los hechos- a los personajes.

Otro punto es que, a pesar de girar en torno a Juana, al ser Pierre el protagonista hay tramas que no acaban de venir a cuento. En este tipo de manga, especialmente con menos de 30 capítulos, te esperas que toda la acción esté centrada en el personaje histórico, más aún en uno con tanta complejidad e importancia como la salvadora de Francia. No obstante, al no ser ella la protagonista, sino el mercenario, hay tramas de varios capítulos que, aunque por sí solas o en un manga un poco menos concreto estarían bien pero no aportan nada al final, parecen estar más de relleno que como elemento que añada algo.

El final es salvable si os gusta la historia-ficción .

Como comentaba antes, los personajes son culpables en gran medida de que la trama acabe pareciendo artificial. Pierre no está mal, dentro de que no se sale del estereotipo de “hombre duro y cruel pero con un lado bondadoso que le redime”. Pelín plano pero asumible.

Juana es el mayor problema. Está claro que la intención del autor era mostrar la doble cara de guerrera y líder con gran carisma y convicción pero que también es poco más que una cría adolescente con miedos e inseguridades. Pero no le sale. Si bien esta fórmula podría haber resultado acertada y haber añadido calidad al manga, Juana es incoherente desde el primer capítulo en el que aparece. Si tuviese que aportar un motivo desde el punto de vista lector, diría que la virtud está en el punto medio. Los cambios entre “guerrera” y “adolescente” son demasiado bruscos y ambas facetas, enfrentadas, resultan demasiado extremas para ser creíbles.

Los secundarios están demasiado niponizados. En ocasiones los comportamientos son más cercanos a los de un japonés actual que a los de alguien del medievo francés, y esto descoloca bastante.

El dibujo es lo mejor de todo el manga, con una semejanza bastante clara al estilo de Kentaro Miura. Los escenarios tienen un diseño muy minucioso y realista, cuidando muchísimo todos los detalles. La anatomía y diseño de personajes también está muy trabajada. El problema son las expresiones, si es que se las puede llamar así porque no transmiten nada.

No es oro todo lo que reluce y este manga, aunque pasable, es muy prescindible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *