Crítica a Black Cat

Black Cat Book Cover Black Cat
Yabuki Kentarou
Acción, aventura, shounen, fantasía, comedia
Shounen Jump
2000-2004

Shounen, haya mucho; shounen bueno, hay poco. Black Cat cae en esta última categoría. ¡Vamos a hablar de ello!

Black Cat es una obra de Yabuki Kentaro publicada entre 2000 y 2004 en la Shounen Jump. Cuenta con una adaptación al anime de 23 episodios de 2005. El manga no está licenciado en España pero el anime sí que está disponible.

Train Heartnet, también conocido como “Black Cat”, era un infame asesino de Chronos, una poderosa organización secreta… hasta que abandonó su cruel existencia para vivir libremente como cazador de recompensas. Pero, ¿queda tan lejos su pasado como él cree?
Train y su compañero Sven están detrás de la recompensa por un contrabandista de armas que trafica con una peligrosa y nueva tecnología. Así es como se cruzan con una elegante ladrona que se ofrece a ayudarles pero ¿servirá de algo la nueva unión, o Black Cat será desafortunado por aliarse con ladrona? (Fuente: VizMedia)

Esencialmente, Black Cat se presenta como un shounen de peleas típico: un prota normal quiere derrotar a un supervillano y sus amigos le ayudan a hacerlo a hostia limpia pero sin matar a nadie, que es shounen, no seinen. Dicho esto, tiene varios detalles que le alejan del grueso de la demografía. Train no tiene grandes aspiraciones, no quere ser un líder mundial ni ganar ningún torneo, solo quiere vivir tranquilo. Incluso cuando Creed (aka Malo Malísimo) aparece, hasta que no le agota la paciencia, no va activamente tras él.

Al contrario que en otros shounen, Train no tiene muchos amigos. La amistad juega un papel central en todo el manga, pero en vez de ser un gran grupo, el núcleo de protagonistas se resume en tres (o cuatro, si contamos a Rinslet), lo cual es refrescante. La atención está menos dividida y podemos conocer a fondo a todos ellos.

Por último, tiene solo 20 tomos, que para lo que suele durar un shounen cualquiera, es una longitud bastante asequible. Esto hace que la historia no se vaya demasiado por las ramas y mantenga un buen rítmo y dinamismo.

Hablando de la historia y como comentaba, prácticamente no hay relleno y se hace bastante amena de leer. Las peleas no se alargan hasta el infinito, y son muy entretenidas, con giros ocasionales y poderes utilizados de forma bastante original.

Mi único pero es en los capítulos finales cuando entre pelea tocha y pelea tocha se cuelan enfrentamientos de cero importancia con minions. La pelea de Sven y Eve contra los dos minions super dopados interrumpiendo la pelea final entre Creed y Train me parece la peor forma de romper la tensión que he visto nunca .

Pasemos a los personajes. Train es un personaje de shounen normal, es un buen tío con un pasado oscuro que solo quiere vivir de la mejor forma posible pero no se lo ponen fácil. Dentro de que es un protagonista de shounen, no es hiperactivo ni irritante, pero tampoco puede decirse que sea soso, por lo que mantiene un equilibrio que he visto en muy pocos otros. Todo el tema de su pasado y de sus motivaciones está bastante bien hecho y consiguen darle dimension y coherencia.

Sven y Eve, los amigos del prota, también siguen este patrón, cada uno a su propio estilo. Ambos son personajes de apoyo pero están bastante bien escritos y son únicos y especiales a su manera.

Creed, el gran villano de todo el manga, es una gran decepción. A primera vista tiene una gran carisma y es un personaje torturado y complejo, pero cuando rascas un poco, se queda en muchísimo menos de lo que aparenta. En primer lugar, dice que quiere hacer una rebelión y re-hacer el mundo a su manera, pero en ningún momento se dice cúal es su manera, qué tipo de cambios quiere hacer, qué sociedad pretende crear. Se asume que va a ser peor porque Creed es un evil mastermind, pero no hay nada sólido que lo respalde. [spoilers] Por otro lado, una gran parte de la historia gira en torno de la obsesión de Creed por Train. Ambos trabajaron juntos para Chronos y fueron coleguitas pero Train no salvó nunca la vida de Creed ni hizo nada que pudiese provocar una obsesión tan tremenda. Más allá, la relación de Train con Creed (quitando el homicidio de Saya) se refleja como una de amistad, de compañerismo, pero nada que pueda justificar los niveles de obsesión de Creed [/spoilers].

Los secundarios menores, tanto entre Chronos como los Apostles son variados y geniales. Los poderes y las personalidades de muchos resultan memorables y destacan ocasionalmente incluso por encima de las de los propios protagonistas.

El dibujo de Black Cat empieza siendo normalito tirando mediocre, pero a lo largo de los capítulos se puede observar la evolución de Kentaro Yabuki, siendo especialmente obvia si se compara el primero con el último. En la última etapa del manga, el dibujo es bastante bueno (dentro de los parámetros normales del shounen). En cualquier caso, y al contrario que en la otra conocidísima obra del mangaka, no es el punto central del manga y cumple su función.

Si sois aficionados al shounen, Black Cat no os decepcionará; y si no, es un buen manga para introducirse en la demografía y empezar a serlo.

One comment

  1. […] a sus mangas posteriores. Vamos a hablar mucho de Black Cat así que, si no lo habéis leído, lo reseñamos hace unos meses. Al igual que en Black Cat, el prota es un asesino que abandona una misteriosa organización. Las […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *