Introducción al shoujo. (V)

Todo tiene que acabar y con esta entrada termina nuestra introducción al shoujo. Nos hemos dejado muchas cosas en el tintero pero ahora está en vuestras manos seguir descubriendo una demográfica tan apasionante como esta. Sin más, hoy hablamos de algunas de las obras que más han marcado el género.

La princesa caballero

Manga de osamu Tezuka publicado entre 1953 y 1956 en la revista Shoujo Club. Ambientado en un medievo de fantasía, cuenta la historia de la princesa Zafiro, que debe hacerse pasar por hombre para poder heredar el trono de su reino. Este engaño comienza desde su nacimiento, ya que el Rey anuncia que ha tenido un hijo en lugar de una hija. El motivo es que el siguiente en línea para el trono, el Duque Duraluminio, es un hombre perverso que oprimiría al pueblo si fuese el Rey, y por eso el monarca hará lo que sea necesario para que no llegue al poder. Los problemas vienen cuando llega el día de la Coronación y Duralminio consigue descubrirla y exiliarla. Desde entonces, Zafiro tendrá que luchar contra viento y marea para recuperar su reino, rescatar a su madre -prisionera del duque-, y tener un final feliz con el príncipe del reino vecino.

Es considerado como el primer manga propiamente para chicas y prototipo del subgénero de chicas mágicas. Tiene todos los componentes propios del género: una protagonista adolescente, énfasis en el plano emocional de ésta, y haber sido encargado a Tezuka explícitamente como “manga para público femenino”.

Es un manga que desde su publicación ha suscitado polémicas en cuanto a interpretaciones: Zafiro nace con un corazón -entiéndase esto más en sentido de alma– de hombre en un cuerpo de mujer y Dios manda a un ángel para que le de un corazón femenino y ella elija, pero debido a la situación de su reino, Zafiro se ve en una dicotomía entre lo que realmente quiere y su deber como noble.  A nivel de estudios de género y feministas, este argumento ha sido polémico desde el momento de su publicación, habiendo expertos que argumentan que es sexista, mientras otros defienden que es feminista, y otros hacen más énfasis en que la idea principal es la dicotomía entre el deber y los deseos.

La princesa caballero ha tenido un impacto inmenso en el shoujo posterior. La muestra más notable es La Rosa de Versalles de Riyoko Ikeda, aunque también es muy notable en Utena, y en Sailor Moon.

El corazón de Thomas

Manga de tres tomos publicado entre 1974-75 por Moto Hagio para la revista Shoujo Comics. Está ambientado en un internado de chicos alemán. Un chico llamado Thomas se suicida y escribe a Juli, por el que tenía un amor no correspondido. Poco después llega un nuevo estudiante, Eric, que se parece muchísimo a Thomas. Eric se enamora de Juli, quien a su vez sufre porque secretamente correspondía a Thomas pero por un trauma de infancia sentía la necesidad de apartarlo de sí.

Para realizarlo, Moto Hagio dijo inspirarse en la película de Jean Delannoy Las amistades particulares (1963).

Fue el primer manga en retratar un beso entre dos varones y uno de los primeros en presentar relaciones románticas homosexuales enfocadas hacia un público femenino.

Sailor Moon

Manga de Naoko Takeuchi publicado entre 1992 y 1997 para la revista Nakayoshi.

La historia trata de Usagi Tsukino -llamada Bunny en la versión española-, una estudiante normal de secundaria, que se hace amiga de Luna, una gata parlante que le regala un broche mágico que le permite transformarse en Sailor Moon: una bella guerrera destinada a salvar la Tierra de las fuerzas del mal. Luna y Usagi deben reunir un equipo de guerreras para encontrar a su princesa y el legendario Cristal de Plata. Estas guerreros son Ami Mizuno (Guerrero Mercurio), Rei Hino (Guerrero Marte), Makoto Kino (Guerrero Júpiter), y Minako Aino (Guerrero Venus), que tiene otro felino parlante, Artemis. Además, se encuentran a Mamoru Chiba (llamado Armando en la versión Española), un estudiante que les ayuda tras la identidad de Tuxedo Mask.

En la primera saga, el grupo lucha contra el Reino Oscuro. Liderados por la Reina Beryl, un equipo de generales intenta encontrar el Cristal de Plata para liberar a la malvada Reina Metalia. Usagi y su equipo descubren que en sus vidas pasadas eran miembros de un antiguo reino lunar llamado Milenio de Plata. El Reino Oscuro declaró la guerra a al Luna, destruyendola. La Reina Serenity, monarca lunar, envió más tarde a su hija, la Princesa Serenity, a sus guardianes, las guerreros, a sus consejeros felinos Luna y Artemis, y a Endimión, el amante de la princesa, al futuro para que se reencarnasen por el poder del Cristal Plateado. El equipo se da cuenta de que Usagi es la reencarnación de Serenity y Mamoru la de Endimión. Las guerreros matan a los generales, que resultan ser los guardianes de endimión que huyeron en su vida pasada. En una batalla final con el Reino Oscuro, Minako mata a la Reina Beryl, y ella y las otras guerreros se sacrifican para destruir a la Reina Metalia. Usando el Cristal de Plata, Usagi consigue matar a Metalia y resucitar a sus amigas.

Así pues, el manga combina el género de chicas mágicas, con el super sentai, añadiendo elementos recurrentes de astronomía, mitos grecorromanos, geología, folklore japonés y moda. La historia fue ideada para una saga, pero a sugerencia de las productoras de anime -ante el éxito de la animación de la primera temporada- el manga se alargó a cinco sagas con un total de 18 tomos.

El manga reavivó el género de chicas mágicas, añadiendo acción y una carga intensa de drama. Tras su éxito, surgieron muchos otros mangas parecidos, destacando Magic Knight Rayearth, Doremi, o Pretty Cure.  Gilles Poitras define a toda una generación de fans del anime como «aquéllos que conocieron el anime por primera vez a través de Sailor Moon en la década de 1990», señalando que eran mucho más jóvenes que otros fans, así como también niñas jóvenes en su mayoría. También es considerada como la fuente de un cambio radical en el género, a partir del cual un nuevo tipo de heroína debía «usar sus poderes para luchar contra el mal», y no «sólo para divertirse» como habían hecho hasta entonces todas las anteriores chicas mágicas. En Occidente, a veces se asoció a Sailor Moon con los movimientos feministas que animaba a los espectadores a «creer en ellos mismos».

James Welker cree que el escenario futurista a partir de la segunda temporada ayuda a hacer del lesbianismo una existencia «naturalizada y pacífica». Yukari Fujimoto señala que si bien hay pocas «escenas lésbicas» en la historia, ésta se ha convertido en un tema popular de los dōjinshi (obras de fans) de estilo yuri. Fujimoto atribuye esto al tono “alegre” de la obra original, aunque indica que «a pesar de que parecen estar rodeados de lesbianas, la posición de los heterosexuales se muestra intensamente asegurada». No obstante, en occidente esta representación ha sido diluida, sirviendo de ejemplo la relación romántica entre dos de las guerreros, que en España se representa de forma familiar a modo de primas.

Life

Layout 1

Life es un manga de Keiko Suenobu publicado entre 2002 y 2009 para la revista Bessatsu Friend.

Ayumu Shiiba es una estudiante normal. Su mejor amiga, Shino, es la mejor alumna de la clase, que quiere ir a la prestigiosa academia Nishi. Para no separarse, Ayumu decide hacer las pruebas de ingreso de Nishi. Ambas se esfuerzan mucho para lograrlo pero mientras que las notas de Ayumu finalmente suben mucho, las de Shino bajan. Al final, solo Ayumu consigue entrar a la academia. Amargada por los resultados, Shino hace responsable de su fracaso a Ayumu y rompe la amistad. Por ello, Ayumu empieza a caer en depresión y comienza a autolesionarse. Cuando empieza el curso, Ayumu conoce a Manami Anzai, una chica de clase alta, que va a ser la principal antagonista de la historia. En principio, Minami es amiga de Ayumu, pero la acaba traicionando posicionándose como víctima y consiguiendo así que toda la clase acose a Ayumu, llegando a extremos casi de tortura. Por suerte, conoce a Miki, otra chica víctima de acoso que, por problemas familiares, tiene que trabajar de lo que encuentra para mantenerse. Juntas intentarán superar las dificultades y que se haga justicia.

A diferencia del resto, Life aún no puede ser considerada un clásico, como tampoco puede ninguna de las obras más modernas. Ha sido incluída en la lista por calidad y por lo que representa.

Life se caracteriza por dos cosas: la primera es ser muy gráfico con toda la violencia y el acoso que representa, sin ningún tipo de censura y con tramas bastante explícitas; la segunda es la crítica a la sociedad japonesa, más allá de los propios estudiantes que acosan, arremete contra la actitud pasiva de los adultos que no quieren ver el problema o, a pesar de saberlo, no quieren darle importancia.

Es probablemente el mejor representante en el shoujo de la corriente crítica con la sociedad que desde principios de siglo lideran Kengo Hanazawa y Asano Inio en otros géneros de manga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *