Crítica a Gokusen

Gokusen Book Cover Gokusen
Kozueko Morimoto
Accion, comedia, estudiantil, josei, macarras, mafia, romance, slice of life
Young You
2000-2007

Escuela de macarras, profesor poco convencional empeñado en meterles en cintura, y mucha comedia ¿Os suena? Pues no es GTO y además viene con prota femenina y yakuzas ¡dentro reseña!

Gokusen es un manga de Kozueko Morimoto publicado en la Young You entre 2000 y 2007. Cuenta con versión anime, serie live-action, y una peli de imagen real, además de una secuela (Kanketsuhen) y una side-story (Bankaichi).

La historia trata de Kumiko Yamaguchi, heredera de la poderosa famila de yakuzas Kuroda, que tras terminar la universidad decide meterse en uno de los institutos más marginales y llenos de macarras de Japón, el Shirokin. Allí tendrá que enfrentarse a los alumnos, encabezados por el brillante Shin, y meterles en vereda sin que descubran su trasfondo familiar.

En primer lugar, Gokusen está considerado un josei. Digo esto porque quitando la revista en la que se publica -y por lo que al final se suele encasillar los mangas a nivel demográfico- y un par de pinceladas románticas, no es tan distinto de otros mangas del estilo como GTO. Es un josei pero solo de nombre, por trama, personajes y estilo cuadra perfectamente con el shonen.

El manga no tiene un hilo conductor más allá del argumento básico. Son 15 tomos divididos en sagas cortitas o capítulos autoconclusivos sobre los estudiantes y los yakuzas. Alterna bastante bien el humor absurdo y gamberro con las escenas de acción y hostia limpia muy bien llevadas. Nos presenta una gran variead de situaciones y tramas de todo tipo que nos harán sumergiran y engancharán de lleno en el mundo del Shirokin. También hay romance aunque sin estar omnipresente, sin ser pasteloso, y siguiendo una lógica sólida con el trasfondo de la historia.

Gokusen retrata de una forma sencilla y divertida el mundo de los yakuza, si bien controlando no pasarse de violencia y exceso de sangre. Nos muestra desde una perspectiva familiar como operan las familias y las distintas situaciones en las que pueden verse involucradas. Además, es realmente útil para aprender el argot en japonés.

Los personajes principales están bastante bien trabajados. Kumiko es, para variar, una protagonista con unos ovarios enormes quien, sin renunciar a su lado femenino, no tiene problema en dar palizas a quien se meta con sus estudiantes. Además de ser badass y tener habilidad y técnica, también es bastante inteligente aunque a veces peca de confiar demasiado en sí misma y lanzarse de cabeza al problema que tenga delante. Tampoco termina de ser buena manejando sus emociones a un nivel interno, aunque este detalle le da una cierta complejidad y la redondea como personaje.

Los secundarios tampoco tienen ningún desperdicio. Shin, el líder de la clase del Shirokin, está especialmente bien construido y evoluciona bastante a lo largo de toda la trama, pasando en los últimos tomos a tener casi el mismo protagonismo que Kumiko. Por el resto, podéis esperar personajes a cual más pintoresco, desde el yakuza que cuidaba a Yamaguchi de pequeña hasta los estudiantes pijos del instituto de élite que quieren fastidiar a los del Shirokin. Como es esencial en este tipo de historias, todos ellos son presentados poco a poco y con tramas que les dan una historia y un fondo dentro del marco general del manga.

El dibujo quizás sea el punto más flojo del manga. Es bonito y agradable pero demasiado simple, faltando sombreados, fondos, tramas, etc… en muchísimas ocasiones. Por otro lado, compensa con la gran expresividad de los personajes y su diseño. También hay que resaltar la facilidad de lectura, las transiciones entre viñetas y el gran dinamismo y buena composición de las escenas de acción.

Gokusen no es una obra maestra, pero es un manga que no pierde pie a otros grandes del mismo palo, engancha, y por seguro que os hará echar unas buenas risas. Recomendado.

Comments are closed.