Crítica a Claymore

Claymore Book Cover Claymore
Norihiro Yagi
Acción, aventura, fantasía, horror, shonen
Jump SQ (Japón); EDT (1-22) y Norma (22-) (España)
2001-2014

Cuando pensamos en shounen de fantasía, probablemente después de Berserk el primero que se nos venga a la cabeza sea Claymore. Quisiera haber hecho la reseña cuando terminó pero me gusta tanto que he tenido que dejar pasar un par de meses para distanciarme.

Claymore es una obra de Norihiro Yagi publicada entre 2001 y 2014 por Jump SQ y que en España está disponible gracias a EDT (tomos del 1 al 22) y por Norma (del 22 en adelante). Cuenta, además, con una adaptación a anime hecha en 2007. En esta web ya reseñamos otra obra (maestra) del autor, Angel Densetsu.

Claymore está situada en un mundo medieval en el que unos monstruos llamados yoma que se alimentan de humanos y adoptando la apariencia de su última víctima campan a sus anchas. Para detectar y matar a estos seres, a cambio de un pago determinado, están las Claymore, guerreros mitad humanas, mitad yoma, que gracias a unas habilidades sobrenaturales son las únicas que pueden vencerles en combate.

En primer lugar: si sois de los que lleváis siguiendo Claymore desde hace años, mi consejo es que volváis a releerla del tirón. Antes de hacer la reseña dudaba si sería o no lo más adecuado, pero tras volver a leerla estoy convencida de que ha sido lo correcto porque gana muchísimo en conjunto.

El planteamiento en principio es muy sencillo: guerreros sobrehumanas luchando contra monstruos respaldadas por una misteriosa organización que nadie termina de saber lo que hace. Afortunadamente, Norihiro Yagi es un maestro de la improvisación y Claymore es la mejor demostración de ello. El rítmo de la claymore-3575809historia es contínuo, sin acelerones repentinos pero sin bajar en ningún momento la tensión de la trama. Los personajes dejan de ser marionetas, como en tantísimos otros autores, para tener voluntad propia y ser ellos -más que el autor- quienes dirigen por dónde va el argumento. Quizás no me esté expresando bien, pero es la diferencia entre un autor que lleva todo escrito de antemano y encaja a los personajes para que pasen las cosas que tienen que pasar y uno que improvisa y deja que los personajes, cada cual con sus matices, sean quienes lleven el hilo de los acontecimientos. Yagi es el Dios de su mundo, sabe exáctamente qué es cada cosa, quién es quién, y todos los pormenores del trasfondo, pero deja que el lector lo vaya descrubriendo poco a poco, esparciendo los detalles y utilizándolos cuidadosamente para cada giro de la trama y -esto es importante- atando absolutamente todos los cabos.

La historia está dividida en dos grandes arcos (el anime acaba con el final del primero, quedando bastante incompleto IMO), enlazados con bastante fluidez y que, a diferencia de tantísimos otros mangas, dan coherencia a todo el argumento. Respecto al final -no spoilers-, aunque sobretodo en los que seguíamos el manga desde hacía tiempo ha habido una cierta decepción, en una relectura y viéndolo en conjunto no puede parecerme más razonable. Un final redondo para un manga redondo.

Siendo un manga de guerreros en las que todas usan la misma arma, sería realmente aburrido que todas usasen la misma técnica para luchar. Pero no. Otra vez, Yagi demuestra lo genial que es y, si salen cerca de cien personajes distintos, os vais a encontrar una técnica distinta para absolutamente todas y cada una de ellas. Este detalle, por sí solo, me parece ya motivo suficiente para darle una oportunidad al manga.

El planteamiento de la historia da pie sobrado a que todos los personajes fuesen clónicos, con personalidades únicamente diferenciadas por los actos necesarios para que la historia avance ¿qué autor se va a preocupar de que un plantel enorme tenga personalidad individual en lugar de personalidad de masa? Norihiro Yagi lo hace y cumpliendo con creces. Todos los personajes -sí, las cincuentaypico Claymore, los yoma y los extras- tienen una personalidad individual y perfectamente marcada del resto, que es modelada en parte a las experiencias pasadas del personaje y va cambiando, evolucionando y adaptándose según los acontecimientos de la historia. Por último, las relaciones e interacciones también son coherentes y se van desarrollando a lo largo de la trama.

Respecto al dibujo, Yagi se mantiene fiel a su estilo personal, pero se nota muchísimo la evolución desde3-yoma-experimentation Angel Densetsu en cuanto al uso de los grises y sombreados, que se adecuan a una trama más oscura como la de este manga. Como ya he destacado antes, en el dibujo también resalta la individualidad, pudiendo distinguir perfectamente a una claymore de otra a pesar de que todas son rubias y llevan el mismo uniforme. En un alarde de control sobre la anatomía y la expresión facial, nos encontramos con una gran variedad de formas físicas y de caras perfectamente distinguibles y capaces de expresar una gran variedad de emociones. El diseño de los personajes no humanos también es espectacular, muy detallado pero especialmente muy original y con una gran variedad de formas.

Las escenas de acción son especialmente fluídas y dinámicas, intercalando el diálogo en los momentos justos y encajando de forma natural en la trama. Los fondos también tienen un gran detalle y están muy trabajados.

Dicho todo esto, la conclusión natural es que Claymore es uno de los mejores shounen de acción que vais a encontrar, destacando absolútamente a todos los niveles. Si no lo habeis leído, no sé a qué esperáis.

4 comments

  1. Eriol dice:

    Buena reseña. Llevo un par de semanas leyéndolo (voy por el capítulo 94) y de momento me está encantando. Curiosamente, del anime vi dos episodios antes de darle un drop como un castillo.

    Pero el manga es otra cosa. Realmente coincido en todo lo que comentas y no creo que, en los capítulos que me quedan, Yagi tuerza el buen trabajo que realiza.

  2. Berserking dice:

    Un dato irrelevante: Claymore es Shonen

  3. Joax-kun dice:

    Bueno, para mi Claymore es uno de los mejores shonen que he visto, pero el final no me parece tan redondo que digamos. Para acabar derrotando a Priscila se inventaron algo bastante grosero y algo carente de lógica, ¿como es eso de que por tener la carne de Teresa, Clare se volvió Teresa por unos minutos? realmente es logico entender porque las guerreras se transformaban al recibir la carne de Yoma, pero esto realmente me parece un estupidez en todo el sentido de la palabra y el final no se me hizo tan disfrutable como hubiera deseado. Igual era algo previsible viendo todo lo que inflaron a Priscila era algo obvio que la forma en la que acabarian derrotandola, sería algo decepcionante. Aún así es como dices, es un manga que por su conjunto vale mucho la pena, independiente de sus pequeños errores.