Crítica a Hideout

Hideout Book Cover Hideout
Masasumi Kakizaki
Acción, horror, psicológico, seinen
Big Comic Spirits
Del 14 de junio de 2010 al 23 de agosto de 2010
9 capítulos, 1 tomo

Hideout, que recientemente fue licenciada por Milky Way Ediciones, es una historia de “miedo” que yo llevaba bastante tiempo retrasando. Consta de nueve capítulos repartidos en un tomo gordito (?), y fue publicada en la Big Comic Spirits, de la que ya hemos reseñado algunas cosas. Y bueno, ¿qué opino yo sobre esta lectura?

Miedo no pasé en absoluto, y el conjunto me dejó más bien fría, pero hay algunas cosas de este manga que quiero comentar.

La historia no es lo más original del mundo, pero al menos queda bien con el ambiente que se quería Hideout6conseguir. Hideout tiene como a Seiichi Kirishima, un escritor fracasado que ha visto lentamente cómo su vida se desmorona, y pretende enderezar las cosas con su mujer (Miki) yéndose de viaje a una isla paradisíaca. Su vida conyugal no podría ir peor: ha perdido su trabajo, no tiene dinero y su mujer le reprocha la muerte de su único hijo.

La versión oficial es la de volver a empezar y conciliar y todo eso, pero lo que Seiichi realmente pretende es matar a su esposa, que no ha hecho más que “arruinarle la vida”, y esconder discretamente su cuerpo en el bosque. La isla en la que están, al haber vivido una batalla importante hace muchos años, tiene dicho bosque plagado de restos humanos. ¡Huy, qué casualidad!

Cuando se dispone a matarla, sin embargo, la golpea mal. Huyendo de ese marido suyo que se ha vuelto loco, Miki se interna en el bosque. Y bueno, la CHICHA empieza cuando, una corriendo y el otro persiguiéndola, acaban metidos en una cueva. Allí encontrarán una presencia que no se esperan, y dará lugar a COSAS MUY RARAS.

Sin meterme en hacer spoilers de qué hay en la cueva ni qué pasa dentro, la historia me parece algo floja. No sé si el autor tenía la esperanza de hacer que diese miedo, o si simplemente quería tensión, pero yo no veo que consiga la una ni la otra. Se condensa todo tanto que no te da tiempo a reaccionar ni a descansar. A ver, si estás metido en una cueva con un ¿hombre? loco que come carne humana y que te quiere matar tampoco tienes tiempo tú de pararte a pensar, pero igual hay demasiado atosigado en un solo sitio. Pienso que habría sido mejor hacer más pausas y añadir más tensión para que no fuera todo así de atropellado. Si no fuera porque el protagonista cuenta que pasa el tiempo, parecería que todo transcurre en quince minutos.

El propio argumento de *lo que hay en la cueva* es un poco dispar ¿¿??, y uno no termina de saber si tiene elementos fantásticos o no. Que bueno, que sí, que para presencia maligna está bien, pero no salí impresionada en absoluto. No es que sea predecible, simplemente no. Aunque eso es cien por cien subjetivo, claro.  Hideout8

Lo que sí recalco es la manera de narrar y presentar la historia. Se va alternando la narración en primera persona que hace Seiichi y vista en retrospectiva (escrita en un cuaderno) con flashbacks que describen sin ninguna complicación ni salto temporal el declive de este hombre. Aunque la narración está en pasado, lo que “vemos” al leer Hideout es justo eso, lo que ocurrió “hace tiempo”. Eso bien. Sobre todo, porque mis partes favoritas del manga son las de los flashbacks.

Los personajes me plantean un poco de dilema interno por el simple hecho de que al protagonista se le encumbra a la posición del “pobre hombre al que han engañado toda su vida” y la mujer queda como una cerda egoísta con una familia igual de egoísta que ella. Esto me rechina porque parece atribuírsele el antiquísimo tópico de “mujer mala, mujer que se gasta el dinero de su marido y luego le echa la culpa de todo, blablabla”. Se ha usado millones de veces, pero a estas alturas está anticuado, y resulta misógino. OJO, que habrá muchísimas mujeres así y en este caso se ¿necesita? para la historia, pero él queda como héroe salvador y mártir cuando es un psicópata de tres pares de narices y ha tenido muchísimos fallos también. Pero claro, ahí te queda la duda como con muchas otras cosas: ¿es su punto de vista así porque está mal de la cabeza, o lo es porque el autor ha intentado transmitir un mensaje a través de él? No sé yo, no sé yo.

De cualquier manera, el protagonista es injustificable y para nada heroico. Es verdad que se le han enlazado muchas malas casualidades y que casi siempre iba con todo su buen hacer, pero de ahí a que sea un personaje que guste… a mí no, desde luego. La mujer tampoco se queda atrás: es el ideal de caprichosa que gasta todo el dinero, de aprovechada, de egoísta… Sus defectos están tan remarcados que no queda más que un cliché andante. Ni que no tuviera nada bueno, vamos.

Puede que el aspecto artístico sea de lo mejor que tiene Hideout. Los rostros son muy realistas y todavía Hideout14albergo la duda de si no habrán cogido fotos y le habrán puesto cuatro rayas negras encima (??) como algunos autores hacen con los fondos. PERO BUENO, el caso es que de aspecto van bien. Lo que realmente destaca son los “escenarios” y los momentos de clímax, que tienen una doble página con chorrocientos detalles. Además, el sombreado tan particular que usan ayuda en esas ocasiones.

Mi conclusión es que Hideout no es nada del otro mundo, y en mí no ha hecho prácticamente ningún efecto, pero tampoco lo calificaría de malo. Para mí se queda, simplemente, en flojo.

Comments are closed.