Crítica a Wa!

Wa! Book Cover Wa!
Kojima Akira
Comedia, estudiantil, romance, slice of life
Gangan Joker
Del 2 de octubre de 2008 al 22 de marzo de 2011
3 tomos, 25 capítulos

Una vez más, y gracias a mi dudosa experiencia en cuanto a leer manga completamente aleatorio, he descubierto algo importante a tener en cuenta: no te puedes fiar de los gustos de nadie a la hora de elegir cosas dentro del género humorístico. Por un lado, porque tu humor siempre va a ser (al menos un poco) distinto del de la persona que da su opinión. Por otro, porque las reviews de los usuarios de MyAnimeList son la peste de manera definitiva, y sólo de vez en cuando se puede una guiar con ellas.

Varios usuarios, sin ir más lejos, ponían por las nubes a Wa!. Y claro, siempre surge la duda: “¡Puede que sea de mi gusto!”. Mi conclusión es que se queda en algo normalito que saca una sonrisa de vez en cuando, y ya está.

La premisa, sin embargo, sonaba curiosa. Wa! es una historia de instituto en la que de repente se empiezan a crear un montón de “triángulos” amorosos. Los triángulos no lo son como tal, ya que cada uno está ñoño con el siguiente para formar un círculo perfecto. Y de eso va. Líos de faldas sin faldas, porque pocos llegan a tener éxito. wa

La clave humorística de Wa! consiste en que todos los personajes son medio raritos (cómo no) y fallan estrepitosamente al tirar ficha intentar acercarse a sus objetos de deseo. Esto no podría llevarse a cabo sin el típico reparto de papeles. Tenemos a una tsundere, a una niña mona, a una especie de otaku de los eroge que le ha cogido el gustillo al BDSM (??), a un macarra, a la típica chica callada que suelta perlitas cuando abre la boca (??), a un chico femenino al que le gustan las cosas monas, a la imouto… Vamos, que no falta nada. En todo caso, el haber metido a una yandere. Y ya lo dejamos todo finiquitado.

Pero ojo, los personajes no son malos por seguir estereotipos. Es más, es una baza para reafirmar el “papel” de cada uno en el círculo. Todos resultan agradables y simpáticos, y es fácil encariñarse con más de uno. Los secundarios también hacen un buen trabajo, y (en mi opinión) varios de los momentos más divertidos los protagonizan ellos. El resto del tiempo tiene un humor muy… rancio. Y muy japonés de instituto, si es que eso es un género. wa-1

Los personajes (más o menos buenos) no logran rescatar el humor tonto que tiene el manga durante casi todos sus capítulos. Consta de gags sosos, facilones y más que vistos, pero dichos por otra gente. Esa es toda la diferencia. Hay algunas partes, al más puro estilo 4-koma, que sí tienen algunos chistes y juegos de palabras ingeniosos, pero ahí queda la cosa. Aunque también es verdad que hay algunos gags que parecen muy pretenciosos, pese a ser graciosos… No sé. A mí me prometieron carcajadas, y, una vez más, me vuelvo solamente con sonrisitas de turno. Nope, nope. swa_003_145

Tampoco pretendo meterme demasiado con él, porque vuelvo a decir que los personajes son agradables (ellos no tienen la culpa de nada, al fin y al cabo), y verlos interactuar es muy… mono. Sí, mono es la palabra. Lo criticable en este manga es, simple y llanamente, el “humor” que intenta tener y no consigue.

Algo que sí me gustó, aparte de algunas cosillas sueltas (y el final, que está a la altura de lo demás pero también resulta agradable), fue el dibujo. Es increíblemente limpio, redondito, con pocas líneas, claro… Sonaría a imposible no saber lo que está ocurriendo en una escena, y se ajusta bien a los momentos de comedia. Si hace falta una excusa para leer Wa! (en el caso de que el slapstick cutrecillo no sea vuestro género, como me pasa a mí), que sea el dibujo.

Como resumen general, tengo que decir que es de estos típicos manga que no aporta nada nuevo al género… Ni al lector… Ni probablemente al autor. Bueno, seguramente algún día tenga suerte y conviertan Wa! en anime, porque en ese sentido tiene potencial. Pero si estáis buscando algo con chicha que aporte y que pueda enriquecer vuestra vida en algún sentido, este no es vuestro manga. Para pasar el rato no está del todo mal, pero no pasa de ahí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *