Crítica a Arigatou

Arigatou Book Cover Arigatou
Naoki Yamamoto
Drama, ecchi, psicologico, seinen, slice of life
Big Comics Spirits
1994-1995

¿Quieres llorar a lágrima viva y no sabes cómo? ¿Buscas emociones intensas? ¿Crees que hay cosas más duras que Asano Inio pero no las encuentras? Si la respuesta es “SÍ”, entonces este es tu manga.

Arigatou  es obra de Naoki Yamamoto (autor también de Believers y supervisor durante todo su trayecto de la famosa revista Manga Erotics F) publicada entre 1994 y 1995 en la Big Comic Spirits. De momento -y corregidme si me equivoco- no está publicada en España.

El manga nos relata la vida de una familia normal pero totalmente desestructurada que empujada por hechos fortuítos acaba en una espiral de depresión y desgracia. La historia comienza cuando el padre vuelve a casa tras pasar cinco años fuera trabajando ¿y qué se encuentra? una esposa borracha, una hija mayor a la que una panda de gamberros han drogado y se la están follando en su cuarto con chantaje incluído, y una hija menor que acaba de empezar la adolescencia y no hace más que llevarle la contraria en todo.

arig1Arigatou es un slice of life (manga sobre vida cotidiana, para los nuevos) y, cómo tal, se apoya fuertemente en unos personajes construidos de la forma más sólida posible:

  • El padre, que ha estado ausente cinco años, vuelve a la vida familiar encontrándose un panorama desolador. Esta situación refuerza su carácter haciendo que se obsesione hasta niveles exagerados con la seguridad de su propia familia, realizando los actos necesarios para asegurarla sin importar la legalidad o las consecuencias.
  • La madre es una ama de casa dulce y sumisa con su marido pero ante la ausencia de este y el descontrol sobre sus hijas, se engancha al alcohol y, posteriormente, a una secta.
  • La bellísima hija mayor, típica estudiante modelo, es engañada por unos gamberros y, a partir de ese punto, es enganchada a las drogas y violada regularmente por todo el grupo. Por si fuese poco, también le hacen chantaje con las fotografías que le hacen mientras que se la follan.
  • La hija menor, que tiene trece años, está en esa fase de pensar que lo sabes absolutamente todo. Además, al principio y antes de que llegue el padre, uno de los gamberros también le hace fotos masturbándose.
  • Los macarras, liderados por un hijo de padres permisivos, protectores y acomodados, echan la culpa de todo lo que son a la sociedad. Admiten que son escoria pero solo quieren pasárselo bien sin importar a quién se lleven por delante.
  • Bicho: Aparece cuando el manga está más o menos avanzado pero tiene bastante importancia. Es un amigo de Takako -la hija menor-  al que los matones del instituto le hacen bulling. Demuestra un caracter contrastado entre cuando está sin los matones -valiente, arrogante y desdeñoso- y cuando está con ellos -cobarde, sumiso.

El punto fuerte de Arigatou es el fortísimo ejercicio de crítica a la sociedad que hace. Crítica a la sociedad en el mismo sentido de los gamberros, en el sentido de que la dicotomía de “puedes hacer lo que quieras pero todo el mundo va a estar continuamente juzgando” crea una situación en la que, o bien te adaptas, o te marginan.

Dentro de la crítica social, hay que mencionar también la condena al acoso escolar, que dentro de el manga 18puede dividirse en dos vertientes: Por un lado, el acoso a través de imágenes de alto contenido sexual extendidas sin el consentimiento de las hermanas que, en cualquier caso, han sido obligadas a aparecer en ellas. En este sentido, cada una reacciona de forma distinta y es que mientras Shouko manifiesta un trauma que le impide incluso ir a clase con normalidad, Takako aguanta el tipo como puede e intenta sobrellevarlo. La otra vertiente es el acoso masculino, centrado en Bicho, al cual sus compañeros torturan diariamente por pura diversión. El comun de estas dos caras es que en ambos casos se culpa a la víctima “no haberte dejado” o “haberte defendido” son frases comunes. Al igual que en Life, también se critica la ineptitud de los profesores, que prefieren ignorar el problema y hacer como que no existe, antes que afrontarlo.

También me llamó mucho la atención el enfoque que Arigatou le da a las relaciones familiares. Partiendo de la situación de una familia que, aunque se quiere, no es capaz de aguantarse, como esos lazos van evolucionando mostrando posibilidades totalmente nuevas. En este punto, creo que trata las relaciones familiares de una forma cercana y cuidada pero a la vez con un punto muy frío y objetivo, como ningún manga que haya leído antes.

Ell dibujo es muy sencillo y casi no se para en los detalles, aunque Yamamoto lo compensa de sobra haciendo que sea extremadamente expresivo. El uso de la exageración, a veces hasta niveles de caricatura, como recurso dramático es también muy frecuente.

Arigatou es un manga cruel y violento, un manga que desde el primer capítulo te engancha y te arrastra por la espiral de sucesos que narra sin darte la oportunidad de dejar de leer. A pesar de todo ello, el mensaje final acaba siendo positivo como pocos, dejando un regusto agridulce. Arigatou es, por tanto, una obra más que recomendada para leer, eso sí, cuando puedas hacerlo del tirón.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *