Crítica a MÄR (Marchen Awakens Romance)

MÄR Book Cover MÄR
Nobuyuki Anzai
Shonen, fantasía, romance, comedia, acción
Shonen Sunday (Weekly) (Japón); Ivrea (España)
Mayo de 2003 a Julio de 2006

¡Buenas tardes seguidores!

Desde que empezamos no hemos reseñado para bien nigún shonen -salvando el caso de Mario que es un One-Shot-, pero aunque no os lo creáis, ¡Nos gustan! Los salvables, claro.

El manga que os traemos hoy es obra de Nobuyuki Anzai, autor de la también famosa Flame of Recca (Planeta) o de Mixim11 (Ivrea), todas ellas publicadas en España. MÄR fue publicada en Japón por la Shounen Sunday entre 2003 y 2006, y consta de 15 tomos y una secuela, además de una serie de animación.

MÄR trata las aventuras de Ginta, un chico normal que un día se ve arrastrado a un mundo lleno de fantasía. Así, sin más.

Los que váis buscando algo original, algo con un dibujo realista y bueno, o algo que os haga pensar en lo bello/horrible que es el mundo, ya os podéis ir dando la vuelta, MÄR no tiene absolutamente nada de eso. A MÄR hay que valorarlo como lo que es, un shonen de aventuras dirigido a adolescentes, sin adornos y sin florituras, solo eso. Dejado esto claro…

Los buenos

Los buenos

MÄR es como las croquetas de vuestra madre: lleváis comiéndolas toda la vida, pero son las mejores. Es típico como el sólo: Protagonista descuidado, chica en apuros, mascota, malos misteriosos y carismáticos, algo de romance, algo de acción, y final de shonen con sorpresas -que te puedes ver venir de dos o tres tomos antes- incluídas.

Pero no obstante, los personajes están bien definidos y evolucionan a pesar de ser estereotípicos (el bruto, el inteligente, la chica mona, la chica fuerte…). Las batallas duran lo justo, son dinámicas y no se hace pesado leerlas -algo DEMASIADO escaso en el shonen actual, salvando puntualidades como Beelzebub. La ambientación y los poderes, tienen su toque de originalidad, el justo para sorprender sin resultar inverosímil, muy de videojuego todo. La historia engancha desde los primeros capítulos, y el final es coherente, no se hace eterno, y sobretodo es eso, un final en menos de 500 capítulos.

Los malos

Los malos

El dibujo no es nada del otro mundo, ni mediocre, ni destaca: Ojos grandes, pelos pincho de colores estrafalarios, lo habitual. Las escenas de acción están bien dibujadas, o mejor dicho, no están mal dibujadas. Es cuestión de gustos. Pero en general es mediocre.

En definitiva: Shonen de aventuras bien construído y coherente, pero Shonen al fin y al cabo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *